Bienvenidos a la «Sala», para el Crecimiento y Desarrollo Humano.
«En el pasado, como hoy, todo lo que describe es el sufrimiento y el cese del sufrimiento». ~Tathāgata

¿Cómo lucha el budismo la violencia, sin violencia?

Todo tipo de pregunta referente al Dhamma (enseñanza budista)
Avatar de Usuario
felipe
Mensajes: 39
Registrado: 06 Ene 2019, 01:12
Ubicación: El Paraiso
Agradecido : 1 vez
Contactar:

¿Cómo lucha el budismo la violencia, sin violencia?

Mensaje por felipe » 23 Ago 2019, 16:50

Esta es una pregunta bastante frecuente y muy buena a decir verdad. Especialmente porque es un tema poco comprendido por quienes son nuevos al Dhamma o no conocen del tema.

La respuesta creo yo viene del discurso llamado «El símil del serrucho». Pueden leerlo completo aquí: https://suttacentral.net/mn21/es/baron
“Monjes, aún si unos bandidos os hubiesen cortado salvajemente miembro tras miembro con el serrucho de doble filo, aquel que permitiera surgir en su mente el odio hacia ellos, no podría llevar a cabo mi enseñanza. Por eso, monjes, deberíais ejercitaros de esta manera: ‘Nuestras mentes permanecerán inafectadas, y no tendremos ni una sola palabra inapropiada; permaneceremos compasivos por su bienestar, con la mente sumergida en el amor benevolente, sin odio interior; vamos a impregnar a esta persona con el amor benevolente y, a partir de él, vamos a impregnar a todo el mundo con la mente sumergida en el amor benevolente, abundante, excelso, inconmensurable, carente de hostilidad y animadversión’. Así es como deberías ejercitaros, monjes.
El Dhamma nos enseña la manera en que nos debemos relacionar con otras personas de manera en que no generemos sufrimiento personal, kamma negativo y para no actuar de manera negativa hacia otras personas.

En sí, el Dhamma no insta a luchar por causas mundanas, por los bosques, los derechos humanos ni nada de esos temas que son creados por nosotros. El Dhamma se encarga de una verdad última, que es la causa del sufrimiento y la manera de eliminarla.

Si nosotros decidimos dedicar nuestras vidas a luchar por estos temas, bueno, es nuestra decisión. Hay una manera de hacerlo sin causar nuevo sufrimiento y esa es la mejor manera.

Un saludo.
Y el Bienaventurado se dirigió a los monjes: «Ahora, monjes, os declaro esto: todas las cosas condicionadas, están destinadas a desaparecer. ¡Sed vigilantes y esforzaos para completar la tarea!» - Y estas fueron las últimas palabras del Tathagata.